Nicolas Lisoni, «Conexión inestable surge con el objetivo de crear lazos entre creadorxs a pesar de la distancia»

Con una incertidumbre cada vez mayor acerca de la apertura de los teatros lxs artistas siguen adelante con sus creaciones. Es una de áreas más golpeadas, pero el teatro siempre busca camino. A fuerza de prepotencia del trabajo, articulación y voluntad creativa, nace Conexión inestable o Poor Connection con el objetivo de vincular, explorar nuevas formas de producción, generar redes y promover trabajo en el campo de las artes escénicas. “Nos propusimos jugar a favor con las condiciones que se nos imponen y pensar proyectos que sean propios de la virtualidad», explica Nicolás Lisoni, director del Centro Cultural Universitarios Paco Urondo y coordinador de la Diplomatura en Dramaturgia de la UBA.

 

– ¿El arte puede ayudar en este momento, y si es así ¿Cómo? 

El arte, además de tantas cosas en nuestro mundo, también es un contrapunto, una posibilidad de poner en hipótesis, en crisis nuestra realidad; más allá del lenguaje utilizado, el corrimiento de la perspectiva, nos sitúa en un lugar productivo, multiplicador. En definitiva, el arte es la posibilidad de ver desde otro lado, de conectarnos con nuestros otros lados y de esta forma se torna emancipador. La excepcionalidad del momento implica un esfuerzo y una puesta en crisis, un reacomodamiento del que el arte ya dio cuenta en algún momento en su historia, desde los griegos hasta los mundos distópicos de la ciencia ficción, pero también y, sobre todo- por ese músculo que tienen lxs artistas para hacerle frente a los cambios rotundos de las condiciones, pasando directamente a la acción.

Por otro lado, como el arte está hecho por artistas, creo que en el campo artístico deben darse discusiones en torno a la idea del trabajador/a artistas para poder plantear condiciones laborales que comprendan nuestra práctica. La pandemia expuso la fragilidad con la que se trabaja y esa es una responsabilidad que debemos asumir para llevar adelante discusiones profundas. El campo artístico tiene mucho peso específico para poder establecer agenda.

– ¿De qué se trata el ciclo de Conexión Inestable?

Conexión Inestable y Poor Connection es una propuesta que surge a inicios de la pandemia. En un comienzo trabajamos sobre dos líneas; una de convocatoria abierta entre la Diplomatura en Dramaturgia del Centro Cultural Universitario Paco Urondo de FFyL UBA y Teatro UNAM (Universidad Nacional Autónoma de México)  y otra línea de convocatoria cerrada dentro de la diplomatura, graduadxs y alumnxs,  para generar un intercambio de traducción junto con el Institute of Modern Languages Research University of London, OWRI, Asociación Argentina de Traductores e Intérpretes, Language Acts Worldmaking, Out of the Wings y el Instituto de Artes del Espectáculo. Ambas convocatorias eran espejo: texto realizado para videollamada, 4 personajes como máximo, 25 minutos y debían ser en vivo. Recibimos varias obras de co-autorías de personas de diferentes lugares del mundo. Nuestros objetivos son varios, por un lado, producir una memoria dramatúrgica de los tiempos que corren y generar vínculos e intercambios entre creadorxs. Poner en tensión el teatro y jugar con algunas características fundamentales de nuestro arte, como son lo efímero, lo vivo y el espacio, virtual que habitamos ahora, compartido. Favorecer los espacios de creación que permitan a lxs hacedores del teatro trabajar juntxs en el contexto mundial que vivimos actualmente. Lograr que la distancia y el aislamiento también nos acerquen y promover materiales que tengan en cuenta las condiciones de aislamiento actuales, y que estén pensados para el momento.

La dinámica de la pandemia fue y es la de la incertidumbre. En Julio, más allá de que estaba en los supuestos planes, decidimos llevar adelante las obras seleccionadas y otras más, por lo que en argentina nos aliamos con Timbre 4 y terminamos realizando entre todxs las instituciones – ahora se suma el DUOC de Chile- 40 obras, 70 funciones. Participan 130 personas entre actrices, actores, traductorxs, productorxs y directorxs de diferentes lugares del mundo. Todo salió de la misma convocatoria.  En definitiva, más allá de la discusión de qué si es teatro o no, es lo que podemos hacer y está hecho por gente de teatro, como un acto de resistencia el cual creo que va a perdurar por el solo hecho de que acerca a la gente, nos pone a producir juntos y permite explorar una experiencia viva. Todo esto es muy teatral. Luego el nombre lo discutiremos cómo fue seguro con el radioteatro en su momento.  Por lo pronto, son las palabras que tenemos a mano y que estamos usando en la marcha. Ya la distancia nos dará otras.

¿Tienen pensado continuar con este proyecto el año que viene? 

Sí, tenemos pensado continuar con algunas líneas del ciclo y que se pongan en diálogo también en la presencialidad. La experiencia de intercambio y de cruces que está sucediendo este año es formidable.

 –¿Cómo es la experiencia que están teniendo con el ciclo? ¿Cuáles son las repercusiones? 

Estamos muy contentxs. Creo que lo más importante es el intercambio que se está logrando, el cruce creativo desde una experiencia que nos iguala en todo el mundo. Todxs estamos en algún tipo de confinamiento y a la vez siendo todxs tan diferentes. Es una linda experiencia ser vistos y poder intercambiar en simultáneo con personas de diferentes lugares del mundo. Luego de cada función se abre la posibilidad de una charla con los actores y el público y es muy interesante lo que sucede; sobre todo porque en nuestro hacer territorial y efímero mucha gente que queremos no puede ver lo que hacemos y esto permite que desde cualquier parte del mundo lo puedan ver y mucho por primera vez.

¿Cómo te imaginas la dramaturgia post-pandemia?

Mi lugar en la Diplomatura es el de gestor y coordinador junto con Brenda Berstein, pero siempre acompañados y asesorados por todo el equipo docente y de gestión, que desde el inicio del proyecto participan en la construcción de un programa que es dinámico. Más allá de que aun creo que no tenemos distancia para poder masticar lo que nos está pasando. Creo que la dramaturgia post pandemia no va a ser muy diferente a la pre pandemia, el teatro se impuso en su historia a mucho más. De todas formas, esta marca en nuestra memoria va a resonar por mucho tiempo en las ficciones. Esta experiencia, como pocas en el transcurso de la humanidad es transversal en todo el planeta, contaremos historias de amor, venganza, asesinatos, muerte, envidia y pandemia.   Seguiremos encontrando formas de seguir produciendo y generando textualidades vinculadas a la virtualidad que va a quedarse. Nuestro proyecto para el año próximo es la multiplicación de plateas. obras con actrices y actores en diferentes partes del mundo y cada uno con sus plateas de público, más un público virtual.

Conexión Inestable es poner en práctica alguna de las hipótesis haciendo jugar a favor las condiciones que se nos imponen. En vez de hacer obras o ensayar un proyecto que no es para la virtualidad, adaptándolo a la virtualidad nos propusimos pensar proyectos que sean propios de la virtualidad, abrevando de toda la experiencia que tenemos como gente de teatro.

– ¿Cómo adaptaron la carrera de Diplomatura para estos tiempos?

Con la voluntad, el compromiso y la prepotencia del trabajo de docentes y estudiantes. La diplomatura más allá de tener los marcos institucionales que la acompañan (FILO: UBA, F Sagai, AADET, Argentores) se sostiene también como un proyecto colectivo. La gente que la transita suele tener un gran sentido de pertenencia y todo el tiempo están siendo propositivxs. La práctica escritural se amolda bastante a ese formato, una de las claves en todo este proceso que estamos viviendo es explorar lo que suponemos va a continuar, que funciona, etc. y tomar mucha nota al respecto. porque en algún momento va a pasar y deberíamos tener la capacidad de capitalizar lo transitado con perspectiva de futuro.

– ¿Con quién te hubiera gustado tomar un vino del mundo del teatro?

Quizás me hubiera gustado tomarme un vino con un buen asado con toda la familia Podestá después de una función de Juan Moreira.

¿Algo que quieras agregar?

Por un lado agradecer el acompañamiento para ayudar a difundir el Ciclo y por otro agradecer a todxs quienes están haciendo posible este ciclo Productorxs, Artistas, investigadoxs, muy especialmente a Jaqueline Ramirez Torillo y a todo el equipo de Teatro UNAM por ser siempre cómplices, a Valeria Di Toto, Guido Zappacosta y Sebastián Villar Rojas por ponerse al hombro la versión argentina, a Catherine Boyle, Jack Tarlton,  Elizabeth Dearnley, María Laura Ramos, Lucila Cordone por posibilitar el intercambio con el Reino Unido,  a Claudia Quiroga, María Francisca Silva Zautzik y al equipo de Chile y claro a la familia de la diplomatura, el CCUPU y la Facultad por acompañar estos proyectos desde la universidad Pública.

Esperemos volver pronto, mientras tanto están más que invitadxs.

Toda la programación junta de obras, encuentros y presentaciones la van a encontrar en las páginas: www.pacourondo.filo.uba.ar

www.teatrounam.com.mx

 

Ficha Ciclo Conexión Inestable Argentina

Participan: Guido Zappacosta, Vanesa Maja,Maruja Bustamante, Bárbara Massó, Sabrina Marcantonio, Cecilia Meijide, Sebastián Villar Rojas, Julio Chianetta, Juan Biselli, Julieta Timossi, Mónica Driollet, Analía Malvido, Federico Minervini, María Zubiri, Lidia Catalano, Emiliano Farías, Thais Monter, Pablo Dos Reis, Ariana Caruso, Lucas Ranzani, Facundo Zilberberg, Melanie Sussi, Cinthia Guerra, Paula Cancela, Lorena Tarelli, Daniela Catz,  Luciana Dulitzky,  Sofía Zorraquín, Valeria Di Toto, Ignacio Torres, Gustavo Slep, Alejandra Hollender, Cristina Maresca, Guido Losantos, Ramiro Wainstein, Pablo D’elía, Pedro Gundesen, Cecilia Labourt, Ariel Levenberg, Nicolás Marina, Nicolás Lisoni, Leticia Torres, Maximiliano Sarramone,  Matilde Sarramone Torres,  Jennifer Sztamfater, Carolina Silva, Ignacio Albani, Alejandra Anzorena Martínez, Tito Dall’Occhio, Claudia Quiroga, Agostina Torre , Agustina Cabo, Luna Mazzeo, Lucien Gilabert, Diego de Paula.

Equipo de Producción: Valeria Di Toto,Guido Zappacosta, Sebastián Villar Rojas
Producción General: Nicolás Lisoni

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *