Mi Fiesta una obra de Mayra Bonard y Carlos Casella

Mayra Bonard, gran artista de la danza y performance.Fue integrante y fundadora del grupo de danza independiente “El Descueve” con éxitos nacionales e internacionales. Actualmente presenta “Mi Fiesta” con dirección de Carlos Casella y texto de Pedro Mairal “Creo que esta obra es transformadora para la gente una vez que la atraviesa. Hay que vivirla como una experiencia, en donde estás viendo la intimidad de una mujer que está muy expuesta y que te cuenta historias de su vida relacionadas a lo sexual y a su vínculo con algunos hombres. Por otro lado, tiene una exposición física y una gran precisión que es muy atractiva de ver. Es el cuerpo de una bailarina súper expuesto, pero que no está necesariamente bailando, sino que está en función de toda esta exploración y juego con los objetos.  Tiene mucha tensión y además propone un riesgo para el espectador. Creo que es una buena oportunidad para aquellos que no se animan a verla en vivo”, explica Mayra

En el período de confinamiento obligatorio, creó dos proyectos: Danser comme Bonard un ciclo de baile auto filmado para el Instituto Francés, y Tronco, en donde desarrolla un personaje en su propia casa en un registro fotográfico y performatico @tronco_z1

Mi Fiesta es una obra que habla en primera persona sobre la curiosidad, el cuerpo, el sexo y la ferocidad. Y lo hace construyendo un diálogo entre la alteridad y lo confesional, donde el cuerpo es propio y ajeno a la vez. La protagonista es objeto de una auto experimentación, traza un mapa de la memoria sensorial y elabora una experiencia escénica con resonancia política sobre el cuerpo femenino.

¿Cómo transitas esta cuarentena?

Pase por muchas etapas.  Este año había muchos proyectos por delante. Además de “Mi Fiesta”, que nos íbamos a ir al festival de Avignon en Francia y al de Tenerife en España, estaba en pleno ensayo de una obra que se llama “Vivir Vende”. También estaba “Hermafrodita” que es otra obra que actuamos con Carlos Casella para estrenar en septiembre en el Teatro San Martín, pero todo quedó suspendido por la pandemia.  Así que tuve que trabajar la aceptación de que este año no se iban a dar estos proyectos. Primero fue esta etapa, luego fue la de empezar a reciclar la energía y a crear nuevas formas en mi propia casa en soledad. El arte es mi modo de vida, siempre estoy haciendo funciones o creando una obra o haciendo fotos o jardines.  Estoy todo el tiempo conectada, pero suelo desarrollar estas actividades con más gente, en equipo. Pero esta vez fue en soledad y arme dos proyectos de manera espontánea que son un salvataje impresionante para esta etapa.

Uno de ellos es Danser comme Bonard, yo venía bailando en cuarentena en mi casa todas las noches. Me ponía música bailaba y así me reencontré con el acto ritual de bailar y empecé a filmarme como algo divertido y me dieron ganas de compartirlo en mis redes. A partir de ahí surgió una idea con el Instituto Francés ya que el agregado cultural vio esos videos y me propuso subir un video todos los miércoles a través del el Instituto francés y la embajada de Francia. Yo me filmó bailando en distintos lugares de la casa y son todas estéticas muy diferentes.  Es un acto creativo que me sostuvo mucho, es como un mini estreno cada miércoles.

Y luego mi otro proyecto se llama Tronco surgió también de manera espontánea. En el jardín de mi casa tengo varios troncos cortados de una obra de teatro que había hecho en el 2015 que se llamaba Futuro. Y al principio de la cuarentena una de las cortezas se desprendió mientras yo estaba en el jardín tomando sol y como un acto irracional me lo puse en la cabeza y enseguida entendí que había algo ahí. Como un acto súbito performático. Esto soy yo en cuarentena, tiene una especie de máscara, pero no tiene rostro. Es algo de la naturaleza que invade al humano. Me llevó a muchos lugares de pensamiento. Tronco atraviesa todos los estados pasa por estar exultante, triste, borracho, sexual hasta tierno con un bebé. Tuvo tanta repercusión que va a devenir en una serie web.

Vivir vende es una obra con 3 bailarinxs que iba a estrenar, pero estábamos en pleno proceso de ensayo cuando aprecio la pandemia. Fue un poco premonitoria porque habíamos empezado a ensayar con cascos de moto.  Increíble lo anticipatorio que fue.  Casi todo el tiempo en la obra están con los cascos y por momentos se levantan la visera transparente. Ya tengo un terreno ganado, incluso si ensayáramos hoy que mejor barbijo que el casco.

 

¿Cómo es tu proceso creativo?

Muchas de mis obras nacen a partir de una imagen, tengo esa cuestión de artista visual. En general me aparecen imágenes y a partir de ahí empiezo a indagar. En “Mi Fiesta” la imagen mía caminando sobre los vasos de vidrio me interpelo. Como imagen me parecía muy interesante por la fragilidad y la dificultad que traía.  Y después vas asociando, puede ser un camino difícil, la vulnerabilidad, lo riesgoso, la cornisa de los relatos que yo presento. Los relatos son reales, pero también jugamos con ese filo donde hay quien piensa que es real y quien piensa que no. Ese límite entre ficción y realidad es más que interesante y además yo me conecto con lo poético, no solo con lo real o el cable a tierra. Desde algo real se dispara una imagen súper poética, muchísimo más onírica.

Mi Fiesta, una obra de Mayra Bonard y Carlos Casella, sobre relatos autobiográficos de Mayra Bonard. Idea/ Performer: Mayra Bonard. Dirección: Carlos Casella. Textos: Pedro Mairal. Música: Diego Vainer. Luz: Matías Sendón. Espacio: Bonard, Casella, Sendón. Vestuario: Cecilia Allassia. Producción ejecutiva: Marlene Nordlinger. Asistencia de dirección: Cintia Dattoli. Dirección de imagen gráfica: Pablo Bordenabe. Fotos: Robert Bonomo.

Duche&Zárate  Comunicación + Media

Walter Duche – Alejandro Zarate  prensa@duchezarate.com.ar

La obra se re-estrena vía streaming el jueves 20 de agosto y se puede ver hasta el domingo 23. Las entradas se adquieren por www.tickethoy.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *